Deseo sexual hipoactivo (DSH)
¿Cómo se abordan estos casos de DSH?

El tratamiento de la inhibición del deseo dependerá de la causa: no merecerá el mismo abordaje la inhibición sexual por un problema hormonal o aquella producida por el mal uso de psicofármacos, que la presente en los cuadros fóbicos, obsesivos o psicóticos donde, por lo contrario, el psicofármaco racionalmente indicado será necesario.

En la debida a problemas situacionales o vinculares el tratamiento más utilizado y efectivo, a veces combinado con ayuda medicamentosa, consiste en una terapia sexual corta -entre 10 y 15 sesiones-. En algunos casos, bastará con que asista sólo el varón o la mujer disfuncional pero resulta bastante habitual, así como provechoso, que se convoque a ambos integrantes de la pareja.


Ahora está en fase avanzada de investigación en mujeres premenopáusicas un fármaco llamado FLIBANSERIN que mejoraría el deseo sexual hipoactivo. Los resultados preliminares son alentadores.


Muchas veces me preguntan si el Viagra ayuda en estos casos y diré que sólo de una manera indirecta cuando revierte cuadros de impotencia. Al mejorar la respuesta erectiva también el paciente logra desinhibirse, mejorando su deseo sexual.

Hablar de deseo hipoactivo (bajo) del deseo y no de pérdida nos sugiere que, en realidad nunca está perdido del todo, sino que Eros espera resurgir con fuerza -cual Ave Fénix- de sus propias cenizas.
.

volver