Deseo sexual hipoactivo (DSH)
┐Esto no es caracterÝstico de las mujeres?

El DSH hace que las evasivas a la hora del sexo, antes atribuidas sólo a las mujeres, también se hagan presentes en los varones. Si ellas adscriben a la frase "hoy no querido, me duele la cabeza"; ellos prefieren la excusa del cansancio o las preocupaciones para no hacer frente al problema.

Los tiempos difíciles que se viven también influyen sobre la predisposición erótica del varón. Las zozobras económicas o el temor a perder el trabajo lo hacen vulnerable a la disminución del deseo. Las ansias de éxito y poder económico, que también caracterizan nuestra época, pueden llevar a que los individuos eroticen más su ascenso social que la actividad sexual.

Es sabido que si ese varón piensa que va a fracasar en sus intentos sexuales (por padecer cuadros de impotencia o trastornos eyaculatorios) puede inhibir el deseo como una maniobra precautoria: para ellos es mejor evitar que “pasar un papelón”

Cuando usamos la sigla DSH, estamos siguiendo una moda actual que presenta ciertas patologías de manera abreviada (TOC= trastorno obsesivo compulsivo, SIDA = síndrome de inmunodeficiencia adquirida, ACV= accidente cerebrovascular).

Pero el deseo sexual hipoactivo no es una característica de nuestros tiempos ni solamente de las mujeres, sino que ahora, como muchos otros temas de la sexualidad, ha sido estudiada y catalogada de manera sistemática y puntual, apareciendo también en varones de diferentes edades.

La respuesta sexual puede ser dividida, con fines prácticos, en cuatro fases: deseo, excitación, orgasmo y resolución. La primera es previa al contacto en sí; se trata de un apetito o impulso producido por la activación de centros cerebrales que son específicos para tal fin y que se conectan con otras zonas de la corteza cerebral; normalmente, ante un estímulo adecuado y no habiendo interferencias o inhibiciones, ponen en marcha la respuesta sexual.

De una manera simple podríamos definirla como un "tener ganas" de iniciar un contacto corporal erótico.

volver