Deseo sexual hipoactivo (DSH)
¿La crisis económica trae disminución del deseo sexual?

Me preguntan, muy a menudo, si la crisis económica afecta la respuesta sexual de quienes la padecen, ya sea porque están desocupados o, en su defecto, porque deben dedicar más horas a su trabajo.

Sin lugar a dudas, un individuo exigido, angustiado o deprimido por la incertidumbre e inseguridad socioeconómica, puede ver afectado su erotismo. Si bien no estoy en condiciones de asegurar que, en la actualidad, existan más individuos con disminución del deseo sexual, una simple deducción podría llevar a esa conclusión.

De todos modos, la experiencia en el consultorio me ha permitido observar que el fantasma del desempleo afecta doblemente a los varones y en mayor medida que a las mujeres. Por un lado lo sufre quien está desempleado y, por otro, quien tiene trabajo pero teme perderlo.

En este último caso suelen aceptarse condiciones que, en otros momentos, hubieran sido inaceptables, como la rebaja arbitraria del sueldo o el aumento de su jornada laboral y todo tipo de recortes en los derechos.

Esto llevaría a la pérdida de la autoestima y a un derrumbe progresivo de la libido.

 

volver