Deseo sexual hipoactivo (DSH)
¿La impotencia en los varones y la anorgasmia en las mujeres no esconden una pérdida del deseo?

Es común detectar un DSH encubierto en cuadros de anrgasmias femeninas o de impotencia, vale decir que el varón no tiene una buena erección porque, en realidad, no logra excitarse. Consultan por una anorgasmia o una disfunción eréctil pero esto es secundario a una ausencia de ganas.

Saber diferenciarlas es importante porque la orientación terapéutica variará según sea una fase u otra la que esté alterada. Incluso con el uso del sildenafil, tadalafilo o vardenafilo es importante reconocer esta diferencia diagnóstica porque la existencia del deseo sexual y una excitación adecuada, es fundamental para que los medicamentos para la erección actúen.

Antes, la falta de deseo se asociaba a las mujeres que evitaban los encuentros, por tener dificultades en excitarse o en lograr el orgasmo. En la actualidad también algunos varones ponen excusas cuando son requeridos por sus esposas; es decir que, ante la falta de deseo, dan rodeos y no plantean el inconveniente.

Muchos se escudan en el argumento del estrés o del cansancio laboral para evitar la relación; en cierta forma puede ser valedero, pero no lo es cuando se utiliza como pantalla para encubrir otro tipo de problemática.

volver