¿Cómo detectar si hay un problema físico?

Hay que consignar que puede haber indicios para descartar problemas vasculares o neurológicos y son básicamente estos:

1) Si tiene erecciones matinales, es decir si al despertar se encuentra en estado de rigidez, que no sería necesariamente de aparición diaria.

2) Cuando detecta que en las horas de sueño se nota erecto, una o varias veces a la noche. Esto -al igual que las erecciones matinales- se debe a los períodos REM del dormir y no a que se calientan los riñones o porque tenía ganas de orinar.

3) Si se masturba y hay buenas erecciones.

4) Si con una mujer puede hacerlo plenamente y con otra no.

5) Si en los juegos previos hay erecciones duraderas que se pierden al intentar penetrar.

En cambio, si no tiene erecciones al despertar, nunca y en ninguna ocasión, ni en las horas del sueño; si ha notado una disminución lenta, paulatina y permanente de la rigidez, a pesar de tener una buena relación con su pareja y de ser ella una persona activa y que lo estimula genitalmente, de manera oral o manual; si no llega a la erección ni con masturbación ni cuando cambia de pareja; si tiene trastornos circulatorios en otras partes del cuerpo que nos haga pensar en un déficit vascular como ser que al caminar unas cuadras siente dolor en las pantorrillas o en el pecho, puede hacernos suponer que hay un cierto daño en las arterias del pene; si hay antecedentes de várices y hemorroides que nos hagan pensar en trastornos venosos; si es diabético desde hace tiempo y le cuesta controlarse y no hace dieta, o cree que no lo es pero orina en demasía, tiene mucha sed y apetito; si es un gran fumador o toma medicamentos para la presión o las coronarias, o psicofármacos; si ha aparecido una incurvación marcada del pene con placas de dureza a la simple palpación, son algunos de los indicios de organicidad; si tiene retención urinaria, si tiene pérdidas sanguneas o ardor al orinar. Hay métodos para detectar de manera específica estas patologías: análisis generales, metabólicos y hormonales, Doppler de arterias peneanas, Monitoreo de las erecciones nocturnas o RigiScan, Test con drogas intracavernosas (vasoactivas), estudios neurofisiológicos, ecografa peneana y estudios prostáticos espeíficos. No está de más aclarar que no siempre se realizarn todos estos estudios sino que se indican según el caso particular.

volver