Arándanos Cranberry
Prevención y tratamiento de las ITUs (infecciones del tracto urinario) bajas.

El uso del arándano rojo para la profilaxis de las infecciones urinarias bajas (cistitis y uretritis) está ampliamente difundido. Existen varias especies de arándanos: Blueberry (arándano azul), Bilberry (arándano negro) y Cranberry (arándano rojo o Vaccinium macrocarpo).

El Cranberry es el único arándano que en las pruebas clínicas más exigentes ha demostrado prevenir y controlar las ITUs bajas recurrentes, crónicas y antibiótico-resistentes.

  • El Cranberry forma una barrera de protección, produce una modificación de la forma de Escheria Coli, tornándola inofensiva y evita su acumulación no permitiendo la cantidad necesaria para iniciar con éxito una infección.
  • Tiene acción prolongada, que permite una sola toma diaria. Es compatible con los antibióticos que puedan ser recetados para estas afecciones. Un comprimido recubierto por día garantiza una acción protectora por 24 horas.
  • Posee un innovador sistema de liberación de sus principios activos, permitiendo concentraciones hemáticas durante 24 horas con una sola toma diaria.
  • Por ser un producto natural ofrece un excelente perfil de seguridad, sin efectos colaterales informados.

Indicado para:

  • pacientes con infecciones en tercera edad,
  • diabetes,
  • postrados,
  • uso prolongado de sonda,
  • malformaciones del tracto urinario,
  • infecciones urinarias recurrentes, crónicas y resistentes.

Arándanos Cranberry (Uridon): su poder antiinfeccioso natural.

  • Se trata de un fruto pequeño que nace de una planta de aspecto tipo arbusto, perteneciente a la familia botánica de las ericáceas.
  • Existen distintos tipos de arándanos, pero el Cranberry es el que posee propiedades adecuadas para el tratamiento de las infecciones urinarias bajas resistentes, crónicas y/o recurrentes.
  • A mediados del siglo XIX a un grupo de médicos alemanes les llamó la atención las propiedades que tenía el Cranberry en el alivio de los síntomas irritativos vesicales asociados a las infecciones urinarias. Desde 1984, existen estudios científicos que han demostrado los numerosos beneficios que posee el Cranberry para la salud del sistema urinario.

Cranberry: modo de acción

Las proantocianidinas presentes en el Cranberry tienen capacidad de inhibir la adherencia de la E. Coli a las células del tejido urinario de la siguiente manera:

  • Previniendo la entrada de la E. Coli por medio de una barrera energPreviniendo la entrada de la E. Coli por medio de una barrera energética. Las proantocianidinas evitan la adhesió
  • Cambiando la forma de la E. Coli de bastón a esférica, para evitar su adherencia.
  • Inhibiendo la capacidad secretora de la E. Coli, evitando la colonización que genera la infección ("sensing quorum").

Vitamina C, sus 3 funciones primordiales como ayuda del Cranberry:

  1. Refuerza el sistema inmunolRefuerza el sistema inmunoló
  2. Actúa como un potente antioxidante, oponiéndose al estrés oxidativo.
  3. Al eliminarse, acidifica la orina haciéndola más hostil a las bacterias. Esto complementa la acción del Cranberry.

Reconocimiento científico

  • "Desde hace años, los especialistas recomiendan Cranberry para ayudar a mantener la salud del tracto urinario".
    The Am Jour of Cl Nutrition
  • "La Sociedad Canadiense de Ginecología y Obstetricia, en casos de atrofia vaginal, recomienda el Cranberry entre otras medidas terapéuticas".
    Internacional Journal of Gynecology & Obstetrics.
  • "Los lineamientos prácticos para el tratamiento de las infecciones urinarias dedicado a los médicos generales por el Colegio Holandés destacan los beneficios del Cranberry."
    Nederlands Huisartsen Genootschap. Dutch College of General Practitioners. 

OTRO ESTUDIO

  • Para determinar si era posible prevenir la recurrencia de las infecciones urinarias se realizó un estudio comparando el efecto del jugo de Cranberry-lingonberry con las bebidas con lactobacillus GG.
  • Desde 1993 a 1997 se trabajó con tres grupos de mujeres que habían tenido infección urinaria causada por Escherichia Coli y que no estaban bajo tratamiento de profilaxis.
  • El primer grupo recibió 50 ml de jugo de Cranberry-lingonberry concentrado por día durante seis meses; el segundo grupo recibió 100 ml de bebidas con lactobacillus GG cinco días a la semana durante un año y el tercer grupo era de control.

Los resultados del estudio fueron:

  • 50 ml diarios de jugo concentrado de Cranberry-lingonberry puede reducir la recurrencia de las infecciones urinarias en mujeres.
  • El jugo de Cranberry reduce las recurrencias a la mitad en comparación con el grupo de control.
  • Las bebidas con Lactobacillus GG. no tienen efecto en la recurrencia.
  • El jugo de Cranberry provee una herramienta alternativa para la prevención de las infecciones urinarias y puede ayudar a reducir el uso de antibióticos.

La bacteriuria asintomática es frecuente en las ancianas. Más del 85% de ellas tienen síntomas irritativos vesicales por infección urinaria al menos una vez al año. También mujeres jóvenes tienen infecciones urinarias frecuentes. Las estadísticas señalan que una de cada cinco mujeres desarrolla una infección urinaria alguna vez en su vida y el 3% de ellas padece recurrencias. En estos casos el uso del Cranberry ha reportado resultados positivos.

Ahora disponemos de una formulación en comprimidos (Uridon) que, combinando Cranberry 500mg con Vitamina C 50 mg, con una toma diaria previene las molestas e incómodas infecciones urinarias a repetición.

volver