Violencia doméstica (Parte I)

Dr. Ruben Hernández Serrano

ÙCV-IUPOLC-WAS-WPA-AISM-SVSM

La Violencia es la fuerza que se emplea para lograr algo. Es lo brusco, lo rudo, lo impetuoso al actuar. Produce daño. La palabra Violencia tiene afinidad con lo brutal, arrebatado, colérico, furioso, desencadenado, forzoso, constreñido. En definitiva todo lo contrario a la ternura, la sutileza, la suavidad o la dulzura.

Es una actividad que amenaza o lesiona de forma inmediata la vida humana o bien la coloca en peligro. Es la acción y el efecto de violentar, de aplicar medios violentos a personas u objetos a fin de vencer su resistencia

La Violencia es la acción que busca eliminar al otro con objetivo de supervivencia o una estrategia para crear y mantener una relación de dependencia. Es la búsqueda de la transformación de la impotencia en omnipotencia y autoritarismo. Es la expresión de agresividad manifiesta o encubierta que tiene consecuencias  negativas para todo aquel que se coloque en contacto con ella.

La Violencia es la patología del poder y obedece a diversos factores múltiples y complejos, individuales, biológicos,  psicológicos y socioculturales:

La pobreza, sobre todo la de espíritu, la crisis social y económica que padecemos, la ingobernabilidad y falta de autoridad moral, la depresión, el alcohol y las drogas, el desempleo y la marginalidad, el amarillismo en los medios de comunicación social, la desintegración familiar, el consumismo, el racismo, el deterioro ambiental, el abuso emocional, la respuesta traumática al abuso sexual y a la violencia física, pudieran ser de los más frecuentes.

La Violencia puede ser ejercida de manera física, psicológica, sociocultural, sexual o moral, mediante dos grandes métodos: la fuerza y la intimidación.

La Violencia física es la fuerza material ejercida sobre o contra una persona, a fin de lograr que preste su consentimiento para la formalización de un acto.

La Violencia psicológica es aquella que utiliza estrategias más complejas en la que se busca la dominación y sumisión mediante presiones emocionales y agresivas.  

La Violencia sociocultural surge de los diferentes escenarios de tipo colectivo, que se genera y retroalimenta mediante fenómenos como la imitación de conductas desviadas o la instrumentación de estrategias grupales con fines políticos secundarios no aceptables.

La Violencia Sexual busca satisfacer de manera primitiva el impulso sexual primario, y se ha incrementado significativamente en contra de los niños y mujeres.

La Violencia moral es el empleo de medios lógicos destinados a lograr o inspirar temor o intimidación. Los factores religiosos generalmente están presentes, pero generalmente obedecen a comportamientos muy específicos como los empleados por las sectas.

Los límites de estos medios generalmente son difíciles de precisar, ya que generalmente son utilizados de manera simultánea o circunstancial.

Los abusos y malos tratos con algunos rasgos diferenciales en la caracterología de víctimas y victimarios, se dan  prácticamente en y dentro de todas las naciones, razas, religiones, etnias y estratos socioeconómicos, perfilándose como una patología social que actualmente se desarrolla en el mundo contemporáneo con características epidémicas.

En Marzo de l998 se realizo en Caracas, el Congreso Mundial sobre VIOLENCIA, con el auspicio de 7 Organizaciones Internacionales y la asistencia de más de 600 Delegados y la gran mayoría de la clase política dirigente del País. De allí surgió la Declaración de Venezuela.  

Anexo 1

Posteriormente a dicho Evento, se creo una atmósfera que permitió concluir varios periodos de trabajo muy intenso y gracias a lo cual el Congreso Nacional aprobó la LEY SOBRE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y LA FAMILIA (3 de Septiembre de 1998) y  la LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y EL ADOLESCENTE (2 de Octubre de 1998, fechas de publicación en Gaceta Oficial ).

Nunca nos imaginamos que la situación se haría mucho más compleja a nivel nacional y a nivel mundial. Lo cierto es que hoy podemos hablar sin duda de que hemos pasado de epidemia a pandemia y han aparecido e intensificado nuevas formas de Violencia, particularmente esquemas de control de la población y el terrorismo. El daño y las consecuencias sociales, personales y económicas es incalculable.

La VIOLENCIA DOMÉSTICA

La Ley define a la Violencia Doméstica como la agresión, amenaza u ofensa ejercida sobre la Mujer u otro integrante de la Familia, por los cónyuges, ex  cónyuges, ex-concubinos o personas que hayan cohabitado, ascendientes, descendientes y parientes colaterales consanguíneos o afines, que menoscabe su integridad física,  psicológica, sexual o patrimonial.

Warshaw (2) define a la Violencia Doméstica como el patrón de conductas coercitivas diseñadas para controlar a la pareja a través del miedo y la intimidación. Los victimarios usan una combinación de tácticas que incluyen el asalto físico, la violación sexual, el abuso psicológico o la coacción económica que resultan en daño físico o psicológico para la victima y sus niños.

La Convención de Belem do Pará, Brasil, define que:

Constituyen casos de Violencia Doméstica: Cualquier acción o conducta basada en su género que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado.

Se entiende como la violencia física, sexual y psicológica que:

a)      tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer y que comprende entre otros, violación, maltrato y abuso sexual.

b)      Que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar y

c)      Que sea perpetrada o tolerada por el estado o sus agentes, donde quiera que ocurra

Tres millones de mujeres son agredidas anualmente por su compañero, novio, amante o esposo en USA. El 20 % de ellas se encontraban embarazadas.

Las estadísticas nacionales reportan que la esposa golpeada resulta con más daños y necesita más ayuda y tratamiento médico que las afectadas por violación, accidentes de tránsito y asaltos en conjunto. Las mujeres maltratadas constituyen el 20 % de las mujeres que acuden a los servicios de emergencia con heridas o lesiones.

La Violencia Doméstica no siempre resulta fácil de reconocer o definir. En términos generales podríamos designarla como el uso deliberado de la fuerza para controlar o manipular a la pareja. Hay Violencia cuando se ataca la integridad física, emocional o espiritual de una persona. No solamente significa el abuso físico, los golpes o las heridas o lesiones. A veces es mucho más severo el impacto psicológico, por la persistencia de la situación traumática y el establecimiento de relaciones de dominación o sumisión, que degradan a la víctima, erosionando y aplastando la autoestima de la mujer.

La Ley define a la Violencia Física como toda conducta que directa o indirectamente esté dirigida a ocasionar u daño físico sobre la persona tales como heridas, hematomas, contusiones, excoriaciones, dislocaciones, quemaduras, pellizcos, pérdida de dientes, empujones o cualquier otro maltrato que afecte la integridad física de la persona. Igualmente se considera Violencia Física a toda conducta destinada a producir daño a los bienes que integran el patrimonio de la víctima.

Una Clasificación de las Lesiones ha sido objeto de numerosos trabajos en Medicina Legal sin que se haya logrado una definitiva, clara y consensual metodología al respecto. Lo subjetivo predomina sobre lo objetivo.

Se considera Violencia Psicológica a toda conducta que ocasione un daño emocional, disminuya la autoestima, perjudique o perturbe el sano desarrollo de la mujer u otro integrante de la familia, tales como conductas ejercidas en deshonra, descrédito, menosprecio al valor personal o dignidad, tratos humillantes y vejatorios, vigilancia constante, aislamiento, amenaza de alejamiento de los hijos o la privación de los medios económicos indispensables.

Acá no hay huellas aparentes pero hay graves y severas repercusiones en la salud mental de la víctima. Muchas veces la violencia psicológica es ejercida de manera tan diversa que en muchos casos pasa casi desapercibida por la misma víctima pues va minando su autoestima y anulando su motivación para el crecimiento personal.

Se entiende por Violencia Sexual toda conducta que amenace o vulnere el derecho de la persona a decidir voluntariamente su sexualidad, comprendida en ésta no sólo el acto sexual sino toda forma de contacto o acceso sexual, genital o no genital.

El Acoso Sexual es otra forma de Violencia sexual, poco denunciado de acuerdo a las estadísticas en nuestro País, a pesar de su evidente incidencia en relaciones laborales, profesionales, militares y estudiantiles.

La Ley lo define y castiga así:

"El que solicitare favores o respuestas sexuales para sí o para un tercero o procurare cualquier tipo de acercamiento sexual no deseado, prevaliéndose de una situación de superioridad laboral, docente o análoga o con ocasión de relaciones derivadas del ejercicio profesional y con la amenaza expresa o tácita de causarle un mal relacionado con las legítimas expectativas que pueda tener en el ámbito de dicha relación, será castigado con prisión de tres (3) a doce ( 12)  meses. Cuando el hecho se ejecutase en perjuicio de la mujer u otro integrante de la familia , la pena se incrementará en una tercera parte".

Friedman y cols (1) lo definen como ofensivo y no bien recibido. Es una conducta caracterizada por avances sexuales no deseados, realizados en el contexto de una relación de autoridad o poder desigual. La víctima usualmente es una mujer la cual es sometida a comentarios o chistes verbales de naturaleza sexual, tocamientos o caricias no consentidas y el requerimiento de favores sexuales.

Los acosadores sexuales son usualmente hombres quienes en virtud de una posición superior de autoridad son capaces de amenazarlas, o al menos hacerles sentir amenazadas, con la pérdida del trabajo, o interfieren con su rendimiento en el trabajo por intimidación y la creación de un ambiente laboral hostil.

La más conocida forma de Acoso es la llamada “quid pro quo” definida como sexo en intercambio por beneficios concretos en el trabajo, favoritismos o aumentos salariales.

Es importante diferenciar lo que se llama Violación, que de manera simple es la realización de un coito sexual no consensual, aunque hoy las legislaciones han ampliado esta definición producto de la notable expansión de conductas sexuales inusuales; de la actividad sexual no aceptada posterior a una cita establecida del Acoso sexual y de la coerción sexual no bien recibida en el contexto del ambiente de trabajo. Discutir que constituye una Violación es un tema que ha consumido muchas páginas en la literatura.

Numerosos son los casos presentados recientemente que dado lo difícil de las circunstancias probatorias y de la hipocresía de la sociedad, llenan los medios de comunicación social.

Variables que acompañan a la Violencia Doméstica

Falta de comunicación

Irrespeto

Desconfianza

Desamor

Crisis económica y habitacional

Depresión

Consumo de alcohol y drogas

Marginalidad

Traslocación de valores

Complejos de superioridad/inferioridad

Dependencia económica

Hacinamiento

Machismo / Hembrismo

Impunidad

Medios de Comunicación

Frustración

Desesperanza

Inestabilidad emocional y familiar desde la infancia

Carencias afectivas

Celos y celotipias

Como se puede ver la Violencia Doméstica va mucho más allá de la cama y de la alcoba, sucede en parejas con o sin hijos, casados o no, de todas las edades y ocupaciones, incluye a las ex-parejas, los novios e incluso a las familias de origen, no son sólo diferencias en la comunicación, ni siquiera se circunscribe a las cuatro paredes del hogar, afecta a los hijos, socializa al mismo vecindario que lo asume como cotidiano, se proyecta en los servicios públicos, llega al lugar del trabajo, a los colegios, se trata de un asunto de orden público, social, cultural y de urgente necesidad de erradicación si queremos que nuestros países sean más sanos desde todo punto de vista.

Manifestaciones de Violencia Doméstica

Abuso Verbal: rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, utilizar juegos e ironías

Intimidación: asustar o atemorizar, gestos, gritos, arrojar objetos

Amenazas: de herir, matar, suicidarse, llevarse a los niños

Abuso económico: control abusivo de finanzas, recompensas o castigos monetarios

Abuso sexual: imposición del uso de anticonceptivos, presión para abortar, menosprecio sexual , imposición de relaciones sexuales contra la propia voluntad

Aislamiento Control abusivo de la vida del otr@, vigilancia obsesiva, espionaje

Desprecio: tratar al otr@ como inferior, toma de decisiones inconsultas

Abuso emocional: ridiculizar a la víctima, acusación de locura, juegos patológicos

Maltrato Físico: uso inadecuado de fuerza, puñetazos, empujones, patadas, mordiscos.

¿Qué constituye Violencia Doméstica?

¿Significa simplemente darle golpes a otra persona? Evidentemente que NO. Hasta ahora habíamos creído que ello representaba la única forma de Violencia. Sin embargo la Psiquiatría moderna nos ha dado una nueva visión del ser humano y de sus necesidades psicológicas. Ahora sabemos que hay otras formas de Violencia que pudieran hacer daño a las personas.

Destruir la autoestima de una persona mediante críticas constantes y persistentes, desprecios, abandonos e insultos también son formas patológicas de violencia. No cabe duda de que a veces los golpes al espíritu son dañinos como los golpes al cuerpo y producen heridas y secuelas profundas. Las víctimas de este tipo de violencia por lo general continúan sufriendo calladamente y por ello no reciben nunca la ayuda que tanto necesitan. Una persona golpeada en su cuerpo puede comprobar las lesiones y recibir ayuda. Sin embargo la que es golpeada sistemática y progresivamente en su psiquis, en su espíritu, no tiene muchas veces formas claras de mostrar lo que ocurre. Cuando esto pasa solamente en la privacidad del hogar generalmente pasa desapercibido durante muchos años.

En muchas ocasiones la Violencia verbal o psicológica precede a la física, y se caracteriza por:

Miedo paralizador o Ataques de Pánico

Sentimiento de desamparo o desesperanza

Frustración o Fracaso

Sentimientos de inseguridad, minusvalía. Aislamiento

Baja Autoestima

ESTADÍSTICAS.

-El 80% de los internos encarcelados provienen de hogares violentos.

-El 73 % de los hombres que abusan mujeres y niños fueron a su vez abusados en la niñez.

-El 90% de los abusos de todo tipo son cometidos por padres, parientes, amigos o conocidos.

-El 63 % de los muchachos de 11-20 años que cometen homicidios es matando al hombre que abusaba de su madre.

-En USA existen 3000 centros de refugios para animales y 700 para mujeres maltratadas.

 En Venezuela prácticamente no existen refugios.

-Una de cada tres adolescentes mujeres sufre alguna forma de abuso sexual antes de los 18 y una de cada cuatro antes de los 14.

-Uno de cada seis adolescentes varones sufre alguna forma de abuso sexual antes de los 16.

-Anualmente 4 millones de mujeres y hombres en USA reportan alguna forma de Violencia Doméstica.

-Las madres abusan de los niños el doble de veces que los padres.

-74% de las mujeres que trabajan son acosadas en el trabajo por sus compañeros, lo cual ocasiona cada año:

54 % faltan al trabajo más de 18 días

56% llegan retrasadas al trabajo más de 60 días

28% salen temprano del trabajo más de 60 días

20 % pierden su trabajo.

-El 92 % de los victimarios reconocen haber consumido alcohol o drogas el día de la agresión.

-Las víctimas de la Violencia Doméstica que sufren episodios repetidos de asaltos y acuden a la policía durante las crisis, difícilmente reciben ayuda médico-psiquiátrica para tratar las consecuencias y secuelas surgidas en el seno del hogar.

-Una mujer es asaltada por su compañero cada 15 segundos.

-Una mujer es violada cada 6 minutos.

-Más del 50 % de las mujeres son golpeadas alguna vez en su vida.

-Más del 33 % de las mujeres son golpeadas repetidamente cada año.

-El 25 % de las mujeres que fueron golpeadas estaban embarazadas.

-El 30 % de las mujeres víctimas de homicidios murieron a manos de sus esposos o novios.

-1 de cada 4 hombres y 1 de cada 6 mujeres consideran que bajo ciertas condiciones el hombre tiene derecho a golpear a su mujer.

-El 50 % de las mujeres alcohólicas fueron víctimas de alguna forma de abuso.

Nota del Editor: por su extensión se decidió dividir este artículo en tres entregas que se irán publicando sucesivamente.

REFERENCIAS:

1.Friedman et al .  Sexual Harrasment.  Health Communications.USA. l992

2.Warshaw C,  Family Violence , APA Symposium.153rd Annual Meeting. Chicago 2000

3.Hernández Serrano R., Parra Colmenarez A.  VIOLENCIA.  Memorias Congreso Mundial  UCV/ CDCH   Caracas. 1.998

4.Guerra N, Olivares A, Riverol M.V. La Violencia Doméstica. Tesis grado IUPOLC. 2002

5.Castro Infante C.D.  NO a la Violencia contra la Mujer. Tesis grado IUPOLC. 2002

6.Hernández Serrano R. Parra C.A., Misle O., Pereira F.  Red de Prevención y Atención de; Abuso Sexual en la Infancia y la Adolescencia.  CMEH,FIEV,CECODAP,CANTV.  2000

7.www.afscme.org/spanish/abuso.html   La Violencia Doméstica  2003.

8.Buvinic M , Morrison A.  Notas Técnicas Prevención de la Violencia. BID. Washingtron.  1998.

9. OPS / WAS. Promoción de la Salud Sexual: Recomendaciones para la acción. Antigua. Guatemala , 2000

10.Hernández Serrano R., Parra Colmenarez .A. X Simposium Internacional Educación Sexual. Caracas. WAS, FNUAP, UTES.  1995.

11.Hernández Serrano R. Alvarado Palacios Y. Violencia e Inseguridad. Archivos Venezolanos de Psiquiatría y Neurología.  2003  (en prensa)

12.Barahona L, Hernández Serrano R et al.  Manejo del Abuso Sexual en la Infancia y la Adolescencia.  UTES. Caracas . l998.

13.Roy C. Hospital o Prisión. Congreso Mundial Violencia 98. Caracas. l998.

14. World Association for Sexology . Declaración de Derechos Sexuales. Valencia, España, 1997.

15.Henríquez E., Díaz William . La Violencia Política. Trabajo de Tesis. IUPOLC. 2002

16.Falero T., García S.  Violencia Doméstica. Trabajo de Tesis  IUPOLC. 2003.

Ir a "Violencia doméstica" - Parte II

volver