Perlas del congreso norteamericano de psiquiatría (Novedades de Chicago 2000)

  • El título central del Congreso fue el de la relación entre el médico y el paciente, y fue algo pertinente puesto que en EE.UU. hay muchas quejas de los pacientes de que los médicos se han vuelto cada vez más fríos, tecnócratas, distantes y asépticos. En la Argentina, a pesar de las dificultades, aún hoy se mantiene un contacto más personalizado y esperemos no perderlo (es interesante ver un film argentino de mi colega y amigo el Dr. Roberto Maiocco, "Sólo gente", donde esto está mostrado con conocimiento, afecto y calidad estética) incluso el amplio desarrollo del psicoanálisis entre nosotros ha colaborado a darle extrema importancia al vínculo terapéutico.

  • Conexo con el punto anterior al igual que en Canadá (congreso de Toronto, 1998) presenciamos varios trabajos donde se planteaba el auge de las terapias alternativas (fitoterapia, celuloterapia, homeopatía, medicina china y otras) frente a los tratamientos convencionales. En muchos casos (hecho que también ocurre en nuestro país) los psiquiatras desconocían que sus pacientes utilizaban otros tratamientos.

  • Varios trabajos demuestran que la depresión es un factor de riesgo cardiovascular aumentando la posibilidad de padecer ACV (accidente cardiovascular, también conocido como "stroke") o infarto de miocardio. En los casos que habiendo padecido alguno de estos cuadros se presente una depresión y no se la trate hay mayores posibilidades de volver a repetir un episodio. Todo esto indica que no es buena política dejar sin tratar una depresión posterior a uno de estos cuadros vasculares con la excusa de que "está triste por lo que le pasó".

  • La llamada enfermedad bipolar, una de cuyas variantes se denominaba anteriormente enfermedad maníaco - depresiva, puede controlarse si es tratada con una combinación de distintas drogas. Varios trabajos muestran como, tal cual lo decíamos en nuestra página de Internet, la combinación de fármacos como el risperidone con el topiramato (un eficaz antiepiléptico), con el Litio o los valproatos puede estabilizar dichos cuadros.

  • Un trabajo hecho en Argentina (Dr. Sapetti - Dr. Comesaña Díaz) sobre el sildenafil y su efecto relacionado con la presencia de factores de riesgo muestra que el Viagra es más efectivo cuando no hay factores mayores de riesgo cardiovascular (tabaquismo, obesidad, hipertensión, diabetes, colesterol alto, vida sedentaria), con lo cual la reducción de dichos factores es aconsejable para la mejora de la Disfunción Eréctil y de la acción de este nuevo medicamento.

  • En otro trabajo presentado en este congreso (Dr. Sapetti - Dr. Sehinkman) sobre el uso del risperidone (antipsicótico atípico) en pacientes dementes con trastornos de conducta, se observa que este medicamento lograba una reducción significativa de los síntomas psiquiátricos que pueden aquejar a los pacientes dementizados, con bajas dosis y con pocos efectos secundarios.

  • Se presentó un nuevo hipnótico que lleva un nombre musical: "Sonata" (el nombre de la droga es zaleplon), es de acción rápida y corta y no daría sensación de abombamiento ("hang over") al despertar. De todas maneras esta molécula no es muy distinta de otras similares como el zolpidem y la zopiclona (ambos hipnóticos no benzodiazepínicos)

  • En EE.UU. se sigue utilizando en forma frecuente y eficaz un gran medicamento como es el haloperidol depot (p.ej. para las esquizofrenias) para evitar las recaídas y cuando los pacientes se niegan a tomar la medicación. De esta manera se aplica solamente una inyección mensual. Otro medicamento de uso depot (o sea: inyectable de acción prolongado) como el fluspirileno no es muy usado allá pero sí en nuestro medio y en países como Alemania y Bélgica con gran éxito en trastornos de ansiedad, reemplazo en la adicción a las benzodiazepinas (BZD) y en hipocondrías (tratornos de somatización).

  • Se sigue alertando a la población sobre el abuso de BZD -tan común entre la población argentina -; se la aconseja sólo por plazos cortos de tiempo. Otro llamado de atención es para los pacientes de distintos tipos: psicosis, depresiones, fobias, trastornos de anisedad que por su cuenta deciden la suspensión o disminución de las dosis sin consultar con el psiquiatra: puede haber rebrotes sintomáticos ("relapse").

  • Varios trabajos prueban que la conjunción de psicoterapia y fármacos es más efectiva que la acción de sólo de uno de los dos recursos: los tratamientos resultan más efectivos, con menores deserciones y sufrimientos, y mucho más cortos.

  • No hay un antidepresivo y antipánico  que sirva por igual para todo el mundo sino que se debería adecuar a las características de cada cuadro pensando siempre en las diferentes acciones y en los distintos efectos secundarios, p.ej: si un paciente padece una disfunción eréctil o una anorgasmia se preferirá un fármaco que no tenga acción sobre la esfera sexual; si un paciente padece de náuseas y trastornos gástricos no se deberían dar los llamados ISRS (como la fluoxetina o la sertralina) y sí quizás un tricíclico (imipramina o clomipramina), en cambio si tiene un padecimiento prostático  conviene dar los ISRS en lugar de los tricíclicos; si tiene insomnio conviene dar alguno que sea más sedante y se predomina la abulia y la somnolencia diurna será mejor uno más estimulante; si tiene una cardiopatía evitar la amitriptilina (otro antidepresivo tricíclico).

  • Los ataques de pánico, las fobias y los trastornos obsesivo-compulsivos cursan con mejor pronóstico cuando se combinan terapias cognitivas y conductuales con la medicación correspondiente; librados a la espera de una remisión espontánea tienen un futuro serio y limitante.

  • Un estudio hecho en Japón, constatando otros trabajos anteriores, mostró que entre las poblaciones con baja o nula ingesta de consumo de pescado había mayor  prevalencia de cuadros depresivos y a la inversa. Esto prueba que el consumo de ácidos grasos poliinsaturados (llamados Omega 3) presentes en los pescados de mar (estos aceites también se venden en cápsulas como suplemento dietario) mejora de alguna manera el funcionamiento neuronal (algunos están investigando su importancia en la prevención de las demencias). ¿Tendrían razón nuestras madres y abuelas que aconsejaban comer pescado porque "fortalecía el cerebro"?

  • Importante desarrollo de los tratamientos para el alcoholismo (con drogas como el acamprosato y el naltrexone) y para el tabaquismo (con parches de nicotina y con Bupropión) además de técnicas comportamentales y grupales.

  • Por fin se debatió ampliamente en una mesa redonda algo por lo cual veníamos bregando desde nuestro Centro Médico Sexológico: la sexualidad de los pacientes psicóticos. De esto, aunque parezca extraño, no se habla demasiado, al punto que en los interrogatorios de pacientes psicóticos (a decir verdad en muchos otros casos, de distintas especialidades, pasa algo similar) casi nunca se pregunta sobre la vida erótica de ellos. Incluso cuando presenté el trabajo sobre Viagra en el Congreso Mundial de Sexología (Hong Kong, 1999) muchos se extrañaron que incluí dos casos de esquizofrénicos medicados con risperidone y con haloperidol a la vez que con el sildenafil (Viagra), con muy buena respuesta.

  • Destacada presencia de los profesionales homosexuales en el Congreso: con ponencias, mesas redondas, workshops donde debatieron diversos tópicos: rechazo a las terapias reconversivas, identidad gay, cuestiones sociales y familiares, homofobia y discriminación (incluso de parte de los mismos médicos y psicoterapeutas), aceptación por las familias y la sociedad. También organizaron bailes y fiestas en el "after hours". Los grupos heterosexuales no se quedaron atrás y los laboratorios organizaron encuentros en lugares de blues (Blue Chicago, House of Blues) donde tuvimos el enorme placer de ver a monstruos como B. B. King, Buddy Guy, y fiestas al estilo de los "años 20" con despliegue de lentejuelas, plumas y música de esa época tan particular (donde reinaban Capone y Elliot Ness) o bailes en las torres Sears (el 2do edificio más alto del mundo, un poquito menos que las Petronas de Malasia diseñadas por el arquitecto tucumano César Pelli). La ciencia no está reñida con la cultura y con el entretenimiento, máxime en una ciudad como Chicago, verdadera fiesta de la arquitectura (recordemos que alli crearon grandes arquitectos como Frank Lloyd Wright, Mies van der Rohe, Luis Sullivan), con museos soberbios, la Célebre Opera de Chicago, la Harold Whashington Library (según parece una de las bibliotecas más grandes del mundo) y los centros de jazz, soul y blues (en uno de ellos, el "Jilly´s" , solía cantar Sinatra) y el mayor centro de convenciones que vi en mi larga vida profesional.

  • El mayor y más completo Tyranosaurius Rex, nominado "Sue" en homenaje a la arqueóloga que lo descubrió en South Dakota, se expuso por primera vez el 17 de mayo. Nosotros tuvimos la emocionante oportunidad de poder verlo ese mismo día en el Museo Field de Ciencias Naturales: en el medio de un inmenso salón, iluminado como una verdadera celebridad y con rugidos de fondo, se erguía sobre sus poderosas patas traseras y su inmensa y carnívora cabeza asombrando a los visitantes que veían este magnífico y más completo esqueleto del mundo de un Tyranosarius Rex. Exhibido en posición bípeda y desafiante, pensé - recordando a Napoleón - que 76.000.000 de años (¡sí, digo bien!) nos contemplaban. Su enorme cabeza descansaba, mirándonos en un palmo de narices, en una vitrina del Museo, exhibiéndose en el Sue una réplica, ya que la original pesaba 276 Kg. y no hay esqueleto alguno que pueda sustentar tamaño peso. Con sus dientes enormes y sus manitas casi atrofiadas y su base de cráneo pequeña hacía pensar, y así lo mostraban los gráficos basados en el escáner, que el cerebro de este saurio gigante era francamente... de un pajarito. Ver ese esqueleto tan bien conservado, espectacularmente mostrado al estilo Spielberg, se convirtió en una verdadera atracción nacional y las cámaras de TV de las distintas cadenas tomaban desde todo ángulo al "T-Rex" llamado Sue, aunque su sexo se desconozca. Un detalle muy norteamericano: en homenaje a la propiedad privada el Museo de Chicago lo compró  en 8.6 millones de dólares planteándome un dilema que jamás hubiera tenido nuestro recordado Ameghino: ¿quién fija el valor de un dinosaurio, patrimonio del planeta Tierra: Wall Street o la FED?

volver